viernes, 20 de junio de 2008

EL AJEDREZ COMO VIDA


La presente columna es un conjunto de reflexiones compartidas sobre el entrenamiento y competencia del ajedrez con niños, en particular con mis hijos, quienes a partir del 2002 con 5 y 7 años comenzaron a practicarlo, destacando en forma aceptable a nivel amateur a nivel nacional. Desde esa fecha hemos ido aprendiendo a jugar, pero lo mas importante a competir y a aprender, perdonen la redundancia.
Los resultados positivos llegaron de manera casi inesperada en año 2004, cuando Sonia Saraí obtiene el campeonato nacional de ajedrez en la categoría sub 10 rama femenil, en una Olimpiada Nacional del Deporte, a decir verdad, los primeros sorprendidos fuimos nosotros, ya que otros estados tienen mayor capacidad para preparar a su deportistas, entrenadores, escuelas, clubes fuertes, en general una cultura del ajedrez con años de experiencia. De tal manera que este logro, represento una autentica felicidad para nuestra familia y para mucha gente de la ciudad de Iguala y del estado de Guerrero. Nunca me cansare de agradecer las muestras de felicitación que en esas fechas recibimos de mucha gente, incluso de los medios periodísticos, que le dieron una amplia cobertura al logro obtenido por una niña de 9 años y que en premio asistiría a un Mundial de Ajedrez Infantil en Grecia.
Con esa motivación seguimos preparándonos y vinieron después otros logros importantes: Sonia repitió un Campeonato Nacional en el 2006, ahora en el Nacional Abierto de Ajedrez en la categoría sub 12 femenil y una medalla de bronce en la Olimpiada Nacional en ese mismo 2006. Mario por su parte obtiene una medalla de bronce en el Campeonato Nacional Abierto 2006, tales resultados les permiten representar a México en el Campeonato Panamericano 2006 realizado en la Ciudad de Cuenca Ecuador, donde participan los mejores niños y ajedrecistas del continente y logran quedar clasificados ambos entre los primeros diez del continente en su categoría respectiva.
La cereza vinó este año 2008 cuando Mario Roberto Tello Patiño, a la edad de 11 años, se trae a el Estado de Guerrero otro campeonato nacional de ajedrez, en la categoría sub 12 varonil.
El ajedrez es nuestra vida, ha marcado nuestro ritmo y modo de vida en nuestra casa, ya que cualquier actividad, incluyendo el trabajo, ha estado supeditada a los entrenamientos o torneos de ajedrez que nuestros niños tuvieran que realizar.
El ser el ajedrez una disciplina poco conocida, y el ser nuestros hijos practicantes amateurs, es de esperar el nulo apoyo de empresas o el apoyo a cuentagotas de las autoridades deportivas en apoyo para su entrenamiento o asistencia a competencias. Es así, como nosotros padres, realizamos el financiamiento de esta práctica del deporte en sacrificio de otras muchas cosas materiales que hemos relegado. Este gasto y financiamiento ha causado asombro a familiares y amigos, por las cantidades de dinero que invertimos en su preparación y asistencia a torneos en varios puntos de nuestro país. NOS GUSTARIA QUE LAS EMPRESAS QUISIERAN TRABAJAR CON NOSOTROS EN NUESTRO PROYECTO DE DIFUSION DEL AJEDREZ A CAMBIO DE PUBLICIDAD, EN ESPECIAL A AQUELLAS QUE QUIERAN COMPROMETERSE CON LO QUE SE LLAMA RESPONSABILIDAD SOCIAL.
¿Que hemos ganado, después de ello?. Primero que nada, pensamos que hemos acercado a nuestros hijos a un deporte que les permitirá enriquecer varias de sus habilidades y aptitudes para su vida de adultos. El ajedrez nos ha permitido contar con una herramienta para vencer el ocio, acrecentar su autoestima y habilidades especiales. Hemos sido distinguidos con el reconocimiento de la ciudadanía y autoridades, con premios municipales del deporte y estatal del deporte. Las 8 medallas obtenidas en olimpiadas nacionales son nuestro tesoro obtenido.
Dos campeonatos nacionales y tres representaciones de nuestro país en el extranjero, son experiencias que sin duda llevarán grabadas estos pequeños en su corazón y mente y claro como padres formaran parte de un recuerdo especial.
Claro, todos los torneos son especiales, ha habido muchos campeonatos estatales y regionales que nos han dado bonitas satisfacciones, como el obtenido en días pasados por Sonia Saraí, al coronarse campeona estatal de ajedrez de las escuelas secundarias técnicas, el camino inició con las eliminatorias intramuros, después un torneo a nivel zona en la comunidad de Tetipac, , a nivel región en Tlaxmalac, y por ultimo con las 8 regiones del estado en la Ciudad de Chilpancingo, ganando todas sus partidas en todas las eliminatorias. En estos torneos pudimos constatar como hay cada día mas niños que juegan y les interesa el ajedrez, y que están deseosos de poder aprender mas. Es por eso que ojalá que las autoridades deportivas y educativas del estado iniciaran un programa de desarrollo del ajedrez en las escuelas primarias y secundarias. Sobre esto les hemos planteado las bondades del mismo y lo económico que es, pero nada concreto. Me viene al recuerdo el planteamiento que le hemos hecho al Diputado Local encargado de la Comisión de Educación y Cultura Lic. Fernando Pineda en este sentido, pero desafortunadamente todo quedo en una bonita platica matutina y una propuesta integrada en una Foro Estatal sobre la reforma al Estado que seguramente ya quedo archivada.
La experiencia personal nos ha colmado de satisfacciones no solo en el ajedrez, ya que también ha resultado una excelente herramienta en la escuela, ya que nos ha permitido destacar de forma importante a nivel académico, Mario es el abanderado de la escuela primaria Andrés Figueroa y recientemente ganador de la Miniolimpiada del Conocimiento de sexto año. Mientras que Sonia ha hecho participaciones similares en su escuela.
En este ciclo, hay otros niños del estado de Guerrero que tienen también talento para el ajedrez, pero nuestras autoridades del estado han hecho poco o nada para apoyar su desarrollo hacia la excelencia.


LA CLAVADA.

La clavada es un tema táctico que los ajedrecistas recurren a ella para sacar ventaja decisiva. Se trata de inmovilizar a una pieza enemiga, debido a que si se quita, pierde una pieza de mayor valor o simplemente no se puede mover, porque la pieza que se encuentra detrás de la pieza inmovilizada es el monarca. Esta pieza inmovilizada es objeto de ataque y generalmente es perdida (VER DIAGRAMA):





1.Td8+!! Rxd8 [1..Re7 2 Dxe4+ ganando la dama y la partida.] 2.Dxe4+ ganando la partida.

No hay comentarios: