jueves, 25 de diciembre de 2008

EL CABALLO EN EL AJEDREZ


Escribir una columna dedicada a una pieza en especial del ajedrez había sido una inquietud hasta hoy reprimida. Pero hoy, me permito presentarles estas líneas dedicadas a una de las piezas mas queridas y estimadas por todo jugador de ajedrez. Espero lo disfruten, como yo al escribir esta líneas. Me refiero al Caballo.

Muchos de los héroes de la historia o la mitología tuvieron como compañero a un gran caballo. Excelente amigo, compañero valiente y fiel en las batallas de sus amos. Son famosas las historias de caballos que se hicieron celebres al igual que sus dueños.

El más conocido es “Pegasso”, primer caballo que consiguió estar entre los dioses de la Mitología Griega y tratar de tú a los habitantes del Olimpo. Pegaso era el caballo de Zeus, el dios soberano y amo del Cielo y la Tierra. Y ¿Quien no ha oído hablar del Caballo de Troya? de la obra literaria de Homero en la antigua Grecia. Otro caballo famoso es "Bucéfalo", el caballo del gran Alejandro Magno, sin duda el general más grande de la Historia (¡el que jamás perdió una batalla y construyó un imperio!) y el "hombre de Estado" más genial de su tiempo. "Bucéfalo" que era de color negro azabache y una estrella blanca en la frente con forma de "cabeza de buey", despertaba el asombro de todos por su belleza, su poderío y su rebeldía…. Y otro mas: Genitor, el caballo de Julio Cesar, el gran emperador romano, caballo extraordinario, casi con pies de hombre y con pezuñas hinchadas a manera de dedos. Otros caballos que se recuerdan son el AGUILA de Don Porfirio Díaz, BABIECA del Cid Campeador, ROCINANTE de Don Quijote de la Mancha y AS DE OROS de Emiliano Zapata.

En el ajedrez, cada jugador, no tiene uno, sino dos caballos, y todo buen jugador de ajedrez conoce de la sutileza y poderío de los desplazamientos del caballo en el tablero.
El movimiento especial del caballo en forma de “L” (dos casillas horizontales y una vertical o viceversa), nos hace recordar el campo visual lateral de los equinos, ya que no pueden ver lo que tiene enfrente suyo. El caballo es una pieza temible que puede atacar a la vez a varias piezas enemigas, y es ¡la única pieza que puede amenazar a la reina quedando fuera de su línea de ataque!. Sin embargo, los peones están bien adaptados para limitar el avance de un caballo. El caballo tiene una mayor movilidad que el alfil cuando hay muchas piezas en el tablero, y además puede alcanzar cualquier casilla sin restricciones de color.
Su limitado rango de acción, hace que sea muy recomendable tenerlo en el centro ampliado del tablero (las casillas que están en el cuadrado de esquinas c3-c6-f6-f3), pues sólo en esas casillas tendrá hasta ocho casillas distintas a las que desplazarse. En los lados, y sobre todo en las esquinas, su poder se ve drásticamente reducido, por lo que normalmente es una mala jugada mover al caballo a las orillas.
• El Caballo puede ser descrito como el arma secreta del ajedrez y en mucho de los casos un brinco imprevisto puede definir una partida de ajedrez.
• El Caballo se caracteriza por actuar de un modo completamente diferente a las demás piezas. Por ejemplo, puede realizar lo que no es factible a las demás, es decir, saltar sobre ellas, bien sean piezas del bando propio o del contrario.

A continuación un bonito poema dedicado al caballo de ajedrez, obra de la escritora cubana Dora Alonso y es dirigido a los niños que dan sus primeros pasos en nuestro noble deporte.

ACLARACIÓN

Quien entienda de caballos
que lo aclare de una vez,
¿A qué raza pertenece
el caballo de ajedrez?

No le gusta el campo,
no sabe comer,
ni lleva herraduras,
ni puede correr.

¿Qué caballo es ese?
¡¡ EL CABALLO DE AJEDREZ !!

No hay comentarios: